Constanza Biondi: Modos y prácticas pedagógicas para la inclusión en la educación infantil

Educación para la primera infancia. Recursos e información gratuita para acompañar a docentes y educadores

Fundación Navarro Viola lanzó un ciclo de formación para educadores junto con un sitio web con recursos pedagógicos. Estas dos nuevas iniciativas acercan recursos y formación a todos aquellos interesados en la primera infancia, para que niños y niñas puedan recibir el cuidado, educación y acceso a la salud que necesitan para un desarrollo pleno.

Con el afán de enriquecer la práctica de docentes, educadores y equipos de los espacios de primera infancia, Fundación Navarro Viola junto con OMEP Argentina lanzan el 3° Ciclo de encuentros virtuales “Buen Inicio en la educación de la primera infancia”. A partir de abril y hasta finales de septiembre 2022, habrá dos encuentros mensuales sobre diferentes temáticas relacionadas a la primera infancia, con la participación de especialistas en la materia.

Síntesis de conceptos relevantes durante el encuentro, elaborada por Cecilia María Guillamondegui, coordinadora del encuentro virtual

El diálogo inició con varios interrogantes que propone la especialista para revisar los dispositivos y practicas institucionales. Apeló durante la presentación a l responsabilidad de todos los actores educadores de imaginar y planificar como alojar a las infancias, sus familias y sus culturas de crianza, desde sus singularidades. Y que para ello necesitamos pensar como instituir en las prácticas modos y dispositivos respetuosos de sus derechos, que contribuyan a su desarrollo integral, y a que todas y todos los niños accedan al conocimiento a ese legado cultural que como sociedad queremos brindarles, con equidad en las oportunidades y desde sus posibilidades y potencialidades. Como también pensar esos dispositivos y propuestas abandonando aquellas que se caractericen por ser cerradas, rígidas, inamovibles, pensadas a partir de un diagnóstico que “irrumpe a gritos”, empañando las miradas.

Necesitamos interponer algunas preguntas entonces para repensar la Educación inclusiva. Cómo, por ejemplo, y citando a Reuven Feuerstein ¿Cómo podemos impartir la enseñanza de modo tal que los niños puedan desplegar todo su potencial? A partir de ellos realiza un recorrido por los cambios paradigmáticos entorno a la inclusión, hasta la actualidad, poniendo énfasis en la idea de que existen barreras sociales que discapacitan a los sujetos y no en aquellas condiciones o características que los constituyen. Realizó un recorrido también sobre las posibilidades educativas de las personas con discapacidad hasta el surgimiento de las escuelas de Educación Especial con sus diferentes caracterizaciones, y la relevancia que, los docentes o maestros integradores como garantes de esos apoyos, han tenido en la orientación de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

En este sentido la especialista nos invita a pensar en los diferentes escenarios educativos, una hoja de ruta posible en la cual una de las premisas fundamentales para pensar en la inclusión, es la necesidad de anteponer los sujetos a los diagnósticos. Describe un cambio en la perspectiva en la que la discapacidad es relativa dado que son los contextos los que generan o no condiciones de educabilidad más o menos favorables para los niños y niñas.

La especialista describe experiencias que nos permiten visibilizar los diferentes abordajes que coexisten en las escuelas actualmente en general asociadas a los déficits y no a las potencialidades, y como impactan en las subjetividades infantiles.

Por lo tanto, propone realizarnos otras preguntas que abran otros universos posibles, como, por ejemplo: ¿Quién es? ¿Qué me pasa a mí? ¿Cómo me involucra o implica esta experiencia? Para no caer en la tendencia de la atomización que segmenta a los sujetos o en el etiquetamiento. Como también, y citando a Carina Kaplan, expresa la necesidad de abandonar “diagnósticos condenatorios” e indagar los márgenes de libertad resultantes de la interacción con los contextos, que nos van a permitir, torcer las” biografías anticipadas” por los equipos y las representaciones sociales.

Recomienda la revisión periódica de los “apoyos desautorizantes” o “sobre apoyos” que no interpelan al niño, y que obturan las posibilidades de desarrollo de los niños y niñas. Enfatiza en la necesidad de tejer redes de apoyo. Ofrecer un amplio abanico de posibilidades, rediseñando la escuela para todos los niños y niñas, enriqueciendo el currículum abriéndolo, no precarizándolo, y menciona la importancia de utilizar el Diseño Universal del Aprendizaje. Ofrece además pautas para suscitar el interés para sostener la atención y la confianza, la comprensión, multiplicar las opciones para las habilidades expresivas, etc.

Finalmente plantea que, para que nuestras escuelas sean más inclusivas es necesario continuar capacitándonos de manera continua. Revisar nuestras prácticas, trabajar en equipo, interniveles, profundizando la comunicación entre los actores y la comunidad, entre otras.

 

Descargas y recursos adicionales

Compartí este recurso

Modos y prácticas pedagógicas para la inclusión en la educación infantil

Constanza Biondi presenta "Modos y prácticas pedagógicas para la inclusión en la educación infantil"